Ymir alimentandose de la vaca Auðumbla

El ser humano siempre ha sentido curiosidad por lo desconocido y, al igual que todas las culturas del mundo, los escandinavos también se preguntaban por el misterioso origen del universo. Los pueblos nórdicos tenían una peculiar visión de cómo se crearon los nueve mundos de los que, según sus creencias, está formado el universo.

El vacío inicial, Ginnungagap, separaba dos regiones: una de tinieblas y de nieblas, Niflheim, al norte y otra de fuego, Muspellsheim, al sur.

Doce ríos nacían en la tierra de fuego y fluían hacia el abismo donde se cubrían de escarcha que provenía del país del norte. En ese punto de contacto nació, del agua, el gigante de hielo Ymir, el primer ser vivo y, posteriormente, la vaca Auðumbla. Auðumbla nutria al gigante gracias a los cuatro ríos de leche que fluían de sus ubres. La vaca, por su parte, se alimentaba de la sal que lamia del hielo.

El gigante se quedó dormido y de su brazo izquierdo salieron un hombre y una mujer de su misma especie, que propagaron la estirpe de los gigantes de hielo. Mientras, Auðumbla lamía las rocas saladas de escarcha y fue desenterrando una figura, era Buri, el ancestro de todos los dioses.

El dios Buri tuvo, a su vez, un hijo llamado Bor y este, junto con la giganta Bestla, hija de Ymir, tuvo tres hijos, los dioses Odín, Vili y Ve. Los tres dioses declararon la guerra a los gigantes y los vencieron. Ymir cayó en el combate y de su cuerpo inerte crearon el universo. De la carne hicieron la tierra, con su sangre formaron el mar y los lagos, con sus huesos crearon las montañas y sus dientes fueron las piedras. Las nubes las crearon a partir de su cerebro y la parte cóncava del cráneo se convirtió en la bóveda celeste sostenida por cuatro enanos que representaban los cuatro puntos cardinales (Norðri, Suðri, Austri y Vestri).

Odín, Vili y Ve matando al gigante Ymir
Odín, Vili y Ve matando al gigante Ymir

Para crear el Sol y la Luna utilizaron el fuego de la espada de Surt y las brillantes chispas de los fuegos de Muspellsheim para las estrellas y los planetas.

Los nueve mundos

Del suelo brotó el gran fresno Yggdrasil, el árbol de la vida. El tronco constituye el eje del universo, y sus ramas separan el cielo de la tierra y albergan los nueve mundos que constituyen el universo. Estos mundos son:

Helheim, el hogar de los muertos

También llamado Hel. Es el reino de la muerte gobernado por Hela, una hija del dios Loki. A este mundo van a parar todos aquellos que mueren por enfermedad o vejez es decir, sin honor. También las almas de los criminales, asesinos y personas viles irán a parar a este mundo, pero a una sala especial llamada Nastrand donde sufrirán tormentos.

Svartálfaheim, el hogar de los enanos

En este mundo subterráneo habitan los elfos oscuros o Svartalfar, identificados con los enanos nórdicos o dvergar. Entre otros muchos objetos, en las forjas de Svartálfaheim, los enanos crearon el martillo mágico de Thor, Mjolnir, y la lanza Gungnir de Odín.

Niflheim, el hogar de las nieblas y el terror

El mundo de la oscuridad y de las tinieblas, rodeado siempre por una espesa niebla. En el vive el dragón Níðhöggr que roe incansablemente las raíces de Yggdrasil.

Jötunheim, el hogar de los gigantes

Los gigantes de roca y los gigantes de hielo son los moradores de este mundo. Desde allí amenazan a los humanos de Midgard y a los dioses de Asgard.

Midgard, el hogar de los humanos

De los nueve mundos, este es el reservado para los hombres. Se puede traducir como la “Tierra media”. Los dioses Odín, Vili y Ve, de dos troncos de madera que encontraron en la playa, crearon los dos primeros seres humanos.  Del tronco de fresno (Ask) creó al hombre y del tronco de olmo (Embla) creó a la mujer.

Vanaheim, el hogar de los vanir

Es el mundo de los Vanir, una de las dos razas de dioses. Los principales dioses que habitaban este mundo son Vanir, el dios del mar, Frey, el dios de la fertilidad y Feyja, la diosa del amor y la sexualidad.

Alfheim, el hogar de los elfos de la luz

Se encuentra sobre Midgard y en él viven los elfos de la luz.

Asgard, el reino de los dioses

Es el mundo donde habitan los dioses de la raza Æsir. Su gobernador es el dios Odín. En el Asgard se encuentra el Valhalla, un salón donde van, guiados por las Valquirias, la mitad de los muertos en combate. En el Valhalla se preparan, junto con otros dioses y héroes legendarios, para ayudar a Odín en el Ragnarök, la batalla del fin del mundo. Un puente de arcoíris llamado Bifröst une Asgard con Midgard.

Muspelheim, el mundo primordial de fuego

Es el reino del fuego, hogar de los gigantes de fuego. El gigante Surt es el líder y el más poderoso de todos, y vigila la entrada armado con su espada flameante. En el Ragnarök hordas de gigantes partirán de Muspelheim hacia Asgard para destruir a los dioses.

Yggdrasil, el árbol que alberga los nueve mundos del universo nórdico
Yggdrasil, el árbol de la vida, sustenta los nueve mundos que conforman el universo de la mitología nórdica

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.